viernes, 20 de diciembre de 2013

57 CREDO


Creo en la utilidad íntegra
de la totalidad de las palabras.
Que no son de nadie;
patrimonio común.
Si no nos pertenecemos
ni a nosotros mismos
ni a la empresa tratante,
ésa, la que te amamanta
con dígitos en tu cuenta
corriente, para que tengas qué
echar al coleto las noches de luna
guadaña,
qué decir de los hijos
qué de las riquezas.
Se apropian de ellas —las palabras—
los cantamañanas cartera en mano.
Y explotan sin ley ni consentimiento
los significados más bellos:
Fe, salvación, redención.
No dejéis que los cantamañanas
cartera ávida de árbol chuleado,
proxenetas del sentido,
os hagan creer que poseen
el comercio exclusivo de su afecto.
¡Los tiburones morados no debieran
abrir las fauces más que para eructar,
y lustrárselas con aguarrás!
El idioma pertenece a quien le rinde tributo
con devoción, esto es, amor.
Credo en la utilidad de todas las palabras.
Credo.

4 comentarios:

  1. Tienes poemas que estremecen. Cuando escribes la palabra amor entre tantas duras, se lee mucho más hermosa que en otros poetas, en cambio, hay tantos poemas ríspidos, llenos de crudeza y con una cierta fijeza en el sexo, que hace que parezcas sólo un loco, poeta.
    Con ternura,

    Nená

    ResponderEliminar
  2. joder mil gracias, es el primer comentario
    no dejes de dudar que soy loco
    arruinas mi reputa
    http://eroticristianismo.blogspot.com.es/2013/12/libro-tercero-poeticos-y-sapienciales.html
    ahí están los más digamos blancos no por eneasílabos narrativos desde jovellanos sino por lenguaje políticamente correcto
    este mundo es loco
    mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes versos fantásticos, de un brillo único y ha sido un placer comentarte. No me des las gracias.
      Cariños,

      Nená

      Eliminar